noticias de ultima hora: EL ABOGADO RAYMUNDO ANUNCIA UN       ACUERDO RECORD DE $25 MILLONES. MAS DETALLES AQUI

Chocaste? ¡Llama a Raymundo!
1-800-299-7679 o (206) 592-9000
24/7 Horas al día ¡Consulta Gratis!

11 de January del 2023

La Oficina del Abogado Raymundo anuncia un acuerdo récord de $25 millones con Inland Group, Inland Construction, Ralph’s Concrete Pumping y Miles Sand and Gravel en nombre de un trabajador de concreto inmigrante latino. El demandante, un hombre de familia muy trabajador, fue golpeado en la cabeza con una manguera de concreto, lo que le provocó daño cerebral e incapacidad permanente.

 

“Parte de la fortaleza del caso fue que pudimos demostrar fácilmente que los acusados no han cambiado su procedimiento de echar concreto que es obviamente inseguro en los 10 años posteriores al incidente y han lesionado a más trabajadores latinos de construcción”, dijo el Abogado Raymundo, abogado de la familia.

Jury Verdicts Northwest es un agregador independiente de información de acuerdos y veredictos que ha recopilado datos sobre veredictos de jurados durante décadas. Según datos de Jury Verdicts Northwest (JVN), el acuerdo de $25 millones del trabajador latino es el más grande en sus registros para un inmigrante latino herido mientras realizaba trabajos de construcción en el estado de Washington. (Fuente: Melissa McCann, Presidenta. JVN)

El acuerdo surgió de una lesión de trabajo en un sitio de construcción que sucedió el 23 de mayo de 2013 y fue litigada durante 10 años. El caso del trabajador contra el contratista general fue desestimado erróneamente por el juez Ramsdel de la Corte Superior del Condado de King, lo que llevó a una batalla de apelaciones de varios años por parte del trabajador lesionado y su familia solo para tener su día en la corte. Antes de que se le permitiera proceder a un juicio contra los acusados nombrados, el caso se llevó a revisión interlocutoria ante la Corte Suprema del Estado de Washington. La Corte Suprema revocó la decisión errónea de la Corte Superior. Además de presentar su propio informe extenso en su lucha ante la Corte Suprema, el trabajador latino recibió asistencia de amici de: (i) Departamento de Labor e Industrias del Estado de Washington, (ii) Consejo Regional de Carpinteros del Noroeste del Pacífico, (iii) Estado de Washington Fundación de la Asociación para la Justicia, y (iv) Consejo Laboral del Estado de Washington.

El trabajador latino y los amici argumentaron que la Corte Suprema debería revocar la decisión de la Corte Superior, señalando cuán inseguros podrían volverse los lugares de trabajo del estado de Washington si se permitiera a los contratistas generales eludir la responsabilidad ante los trabajadores por violaciones de seguridad en el lugar de trabajo en sus sitios de construcción. Los demandados solicitaron la asistencia de la Asociación de la Industria de la Construcción de Washington como amici para su caso. La BIAW afirmó que una decisión que permitiera al contratista general enfrentar la responsabilidad por prácticas inseguras que causan lesiones convertiría a los contratistas generales en “aseguradores de todos los trabajadores en un proyecto”, y que este “tipo de responsabilidad… podría… acabar con la construcción en todo Washington”. Suppl. Br. of Resp’t at 16-17. La Corte Suprema no estuvo de acuerdo.

El caso del trabajador latino, en combinación con otras dos importantes decisiones previas de la Corte Suprema relacionadas con la seguridad de los trabajadores llamadas Afoa I y Afoa II, establecen la trilogía moderna de jurisprudencia de seguridad en el lugar de trabajo en el estado de Washington. El trabajador latino se basó en gran medida en los casos de Afoa. Ningún caso actual de seguridad en el lugar de trabajo del estado de Washington se puede argumentar de manera competente ante ningún tribunal del estado sin hacer referencia a estos precedentes esenciales. La joya en la corona de estos precedentes es la jurisprudencia que la familia luchó por lograr.

“El hecho de que el caso fue muy reñido se destaca por el hecho de que se llevaron a cabo aproximadamente 50 deposiciones y 70 peticiones en el sistema de corte superior, apelación y de la Corte Suprema”, agregó el coabogado Derek Moore de Abogado Raymundo, quien se desempeñó como redactor principal de sumarios legales para la familia.

El trabajador latino murió por complicaciones relacionadas con el COVID el 6 de marzo de 2021. Los fondos del acuerdo irán a su patrimonio.

Los casos de Afoa se pueden encontrar en: (1) Afoa v. Port of Seattle, 176 Wash. 2d 460, 296 P.3d 800, 176 Wn. 2d 460 (Wash. 2013) and (2) Afoa v. Port of Seattle, 421 P.3d 903 (Wash. 2018).

El trabajador latino estaba trabajando en el extremo de una manguera de descarga de concreto de Ralph’s concrete pumping el 23 de mayo de 2013. En ese momento, según el testimonio de declaración del operador de la bomba de Ralph’s, Anthony Howell, la manguera “se disparó como una escopeta”. La manguera explotó con tal fuerza que cortó el lóbulo frontal del cerebro del trabajador latino desde la parte posterior de su cerebro, a pesar de que el trabajador latino usaba un complemento completo de equipo de seguridad, incluyendo su casco. Instantáneamente quedó inconsciente y comatoso.

Doctores indicaron una fuerte probabilidad inicial de muerte. El trabajador latino se recuperó lentamente a lo largo de los años, pero nunca recuperó el control de sus facultades mentales. Su esposa y su familia constantemente tenían que “señalar” al trabajador latino para que realizara tareas sencillas, durante todo el día, para garantizar su supervivencia.

Como suele ocurrir en otros casos relacionados con lesiones por bombeo de concreto, Ralph’s Concrete Pumping culpó de inmediato al conductor de Ready Mix, aquí Miles Sand and Gravel (MSG). Ralph culpó a MSG por permitir que el aire ingrese a la tolva de la bomba de concreto de Ralph, se comprima y luego explote causando lesiones. MSG señaló con el dedo a Ralph’s, culpando a Ralph’s por permitir que el aire peligroso ingresara al sistema a través de la punta de la manguera de descarga donde trabajaba el trabajador latino. El contratista general, Inland Construction Group, culpó tanto a Ralph’s como a MSG alegando que, como contratista general, no eran responsables de las actividades peligrosas de los subcontratistas contratados y autorizados a trabajar en los sitios de trabajo de Inland.

Todos los demandados corporativos, a su vez, culparon al trabajador latino por pararse demasiado cerca de la manguera de descarga en el momento en que explotó. Sin embargo, el testimonio bajo juramento del empleador directo del trabajador latino dejó en claro que se le indicó al trabajador latino que se parara exactamente donde estaba, justo al lado de la manguera de descarga. Su empleador también testificó bajo juramento que el trabajador latino estaba específicamente capacitado, si creía que la manguera podía dar latigazos, para: (a) agacharse y cubrirse, (b) aguantar, o (c) “correr como una niñita”. Durante mucho tiempo se ha sabido en la industria de bombeo de concreto que los trabajadores de colocación, como deben permanecer al menos a la mitad de la longitud de la manguera de descarga lejos de la punta de la manguera de descarga hasta que el concreto fluya de manera constante desde la manguera. Esta regla se ilustra gráficamente en el manual de seguridad de las bombas de concreto involucradas en el caso Vargas:

Los tres propietarios mayoritarios de Ralph’s son los propios nietos de Ralph Gribble: Isaac, Jacob y Josh Gribble. El gerente general es Tim Henson. El gerente de seguridad es Jerry Carrier. A pesar del resultado en este caso, los propietarios mayoritarios de Ralph’s, el Sr. Henson y el Sr. Carrier continúan insistiendo en que los trabajadores de colocación de concreto deben colocarse justo al lado de la manguera de descarga justo antes de comenzar a bombear, una práctica prohibida por la American Concrete Pumping Association (ACPA) y su autor del artículo definitivo sobre el tema, Robert Edwards. El Sr. Edwards, que se desempeñó como experto en este caso, escribió un artículo titulado “El derrame cerebral más peligroso del día” para la ACPA, en el que aconseja específicamente a los trabajadores de colocación que se mantengan alejados de las mangueras de descarga hasta que el bombeo esté en marcha de manera segura. De lo contrario, el trabajador de colocación parado cerca de la punta de la manguera de descarga corre un riesgo significativo de ser golpeado por la manguera. El peligroso procedimiento de bombeo de Ralph’s sigue estando permitido en los proyectos de construcción del interior. El experto del demandante Gary Orsborn, exinspector de seguridad y cumplimiento de DOSH, señaló que el peligro continuo puede representar un riesgo de gran tamaño para los trabajadores latinos, quienes ahora, en la mayoría de los casos, son los trabajadores que se colocan al final de las mangueras de descarga de concreto.

El experto en construcción local Rick Gleason brindó testimonio en contra de las prácticas de Ralph, Inland y Miles en este caso. El Sr. Gleason se ha desempeñado como experto en no menos de nueve casos de azote de manguera contra Ralph desde 2006 y tan recientemente como 2020. Muchos de los casos involucran hechos casi idénticos al caso Vargas (es decir, trabajadores lesionados por la liberación de aire comprimido en la punta de la manguera de descarga). El caso de azote de manguera contra Ralph’s de 2008 de Alan Cooper resultó en la muerte del Sr. Cooper. El caso de azote de manguera contra Ralph’s de 2018 de Heriberto Montano resultó en que el Sr. Montano sufriera lesiones faciales.

El trabajador latino estaba trabajando junto a su hermano el día que resultó gravemente herido. Su hermano continúa trabajando en proyectos que involucran a Ralph’s e Inland. Su hermano indica que Inland y Ralph todavía colocan trabajadores latinos justo al lado de la manguera en el arranque, el momento clave de peligro según la ACPA y los manuales de operación de bombas de concreto. Diez años después, con el recuerdo de su hermano aún fresco, Su hermano se niega a acercarse a la manguera cuando empieza a bombear. Cuando se le preguntó por qué otros latinos se acercan a la manguera, el hijo, explica que las empresas constructoras continúan disfrutando de una fuente de mano de obra nuevas en el trabajo del concreto, sin educación, jovenenes, baratos y con probabilidades de regresar a su país de origen sin iniciar un litigio en caso de que resulten gravemente heridos. El hijo se puso a trabajar con su padre en el lugar de trabajo donde su padre resultó herido. “Los viejos como mi tío nunca se acercan a la punta de la manguera en el arranque, porque recuerdan lo que le pasó a mi papá”. En cambio, “los dueños y los contratistas ponen sangre nueva en la punta la manguera. Los nuevos no lo saben y no están en una position buena para quejarse”.

Cuando se le preguntó su opinión bajo juramento sobre si “Ralph’s era una empresa segura”. Jacob Gribble, gerente de cuentas, despachador, gerente de yarda y copropietario de Ralph’s testificó: “No tengo uno”.

“La arrogancia de los dueños de Ralph’s hacia la salud y el bienestar de los demás es precisamente lo que permite que Ralph’s y los contratistas que los contratan sigan azotando a los trabajadores latinos”, agregó Bishop.

El trabajador latino y su familia se opusieron a lo que los expertos en este caso han llamado una “perpetuación sistémica y cultural del peligro” (es decir, azotes de manguera) para los trabajadores latinos poco sofisticados. La familia luchó duramente durante 10 años, hasta llegar a la Corte Suprema del estado, y logró un acuerdo razonable, según las acciones recientes de los acusados, parece que no es suficiente. Los acusados deliberadamente continúan poniendo en peligro a los trabajadores latinos. Dañar mano de obra barata parece rendir mas que proporcionar un lugar de trabajo seguro.

“Aunque el acuerdo no puede traer de vuelta a nuestro cliente, nos complace haber brindado cierta medida de justicia para esta increíble familia”, acordaron el Sr. Moore y el Sr. Bishop.

FIN.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Powered by Top Rated Local®️